El encuentro

A veces la conciencia va despacio, lentamente, se pausa, se duerme, vuelve a activarse. A veces el despertar es tardío, es quejoso, es molesto, es profundamente confrontativo contigo, con tu…

Continue Reading El encuentro

Yo soy…

Siendo como somos, nunca hemos degustado la forma de nuestro verdadero ser. Degustar como forma de disfrute racional o irracional del sabor de la satisfacción. Una satisfacción, no de haber…

El buscador

Un buscador es alguien que busca; no necesariamente alguien que encuentra. Tampoco es alguien que, necesariamente, sabe qué es lo que está buscando. Es simplemente alguien para quien su vida…

Observa cómo observas

En la vida, las cosas nunca son como parecen. O a veces no son sólo «cómo» parecen. En la vida, las formas dependen de nosotros, dependen de cómo las percibimos…

No somos una unidad, somos una multiplicidad

Desde las profundidades de nuestros incontables estados interiores, suele salir siempre la misma afirmación: “¡esto que surge ahora soy yo!” cada movimiento es interpretado como el movimiento de «mi mismo».…

Aprende a dividir la atención

Conocerse no es fácil, implica tener la capacidad de mirarse, escucharse y sentirse. Para ello hacen falta tres centros, el centro intelectual, el centro emocional y el centro corporal. Pocas…

El acertijo de la Oveja, el Lobo y la Col

Se nos impone un acertijo que tiene que ver con el desarrollo personal. Hace un tiempo con una amiga comentábamos esta singular alegoría que encontraba en «relatos de Belcebú a…

Los tres centros

El eneagrama es una herramienta y, como tal, precisa de unas buenas manos que la empuñen para que se convierta en una «herramienta útil». De no ser así, este elemento…

Nuestro querido «yo ideal»

La búsqueda del yo ideal nos costará la vida. Nacemos con una serie de patrones ya adquiridos, crecemos absorbiendo todo tipo de conceptos de cómo deberíamos ser para ser amados,…

Nuestro vehículo

El cuerpo humano es el carruaje;  el yo, el hombre que lo conduce;  el pensamiento son las riendas, y los sentimientos los caballos.  – Platón  (Gurdjieff actualizó este concepto, enriqueciéndolo)…